ads



Slider[Style1]



Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

-TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA

Style4

- TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS


Más TIPS >>>



Style5

- RECETAS - Te gustan los postres? - RECETAS - RECETAS - REC



- SER MAMÁ - MATERNIDAD - SER MAMÁ - MATERNIDAD - SER












Si hay algo que está claro, es que con el avance de la tecnología, internet, tablet, celulares super veloces, las redes sociales, ofrecen todo tipo de lugar a la gran exposición de distintas opiniones de la gente, en el mundo entero, sea el tema que sea.

Opiniones que no son ni siquiera pedidas, solo son dadas por las personas, que tienen o creen tener el derecho de decir lo que se les dé la gana.

Esta reflexión, me hizo pensar que muchas veces juzgamos en forma equivocada a las personas, solo por lo que vemos o escuchamos de bocas ajenas.

Por una razón educativa, la palabra correcta es con "t"y "d", pero la escribiré con "d" y "r", espero que se entienda de igual manera.



Para reflexionar:

LA FÁBULA DEL PELODURO...(sic)


Se cuenta que en una ciudad, un grupo de personas se divertían con el "peloduro"(sic) del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños mandados y recibiendo limosnas.
Diariamente, algunos hombres llamaban al peloduro (sic) al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre 2 monedas: una de tamaño grande de 50 centavos y otra de menor tamaño, pero de 1 peso. 
Él siempre agarraba la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos. 
Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió: - Lo sé, no soy tan tonto, vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el jueguito se acaba y no voy a ganar más mi moneda.


Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar algunas conclusiones:

La primera: Quien parece peloduro (sic), no siempre lo es.
La segunda: ¿Cuáles son los verdaderos peloduros (sic) de la historia?
La tercera: Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos.
La cuarta: (creo que la más interesante) Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.

MORALEJA: 
"El verdadero hombre inteligente 
es el que aparenta ser peloduro (sic) 
delante de un peloduro (sic) que aparenta ser inteligente".



Reflejos Femeninos
reflejosfemeninos.blogspot.com
Fuente: internet vs.





About Admin.

Sitio web con temas relacionados a la mujer. Contenidos actualizados, tendencias y clásicos.
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment

Hola amigas!!!Dejen su consulta, opinión, solicitud de temas. besosososo!!!!


Top