ads



Slider[Style1]



Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

-TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA - TODO MODA

Style4

- TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS - TIPS


Más TIPS >>>



Style5

- RECETAS - Te gustan los postres? - RECETAS - RECETAS - REC



- SER MAMÁ - MATERNIDAD - SER MAMÁ - MATERNIDAD - SER





Para pensar: La Fábula del Peloduro (sic)

Si hay algo que está claro, es que con el avance de la tecnología, internet, tablet, celulares super veloces, las redes sociales, ofrecen todo tipo de lugar a la gran exposición de distintas opiniones de la gente, en el mundo entero, sea el tema que sea.

Opiniones que no son ni siquiera pedidas, solo son dadas por las personas, que tienen o creen tener el derecho de decir lo que se les dé la gana.

Esta reflexión, me hizo pensar que muchas veces juzgamos en forma equivocada a las personas, solo por lo que vemos o escuchamos de bocas ajenas.

Por una razón educativa, la palabra correcta es con "t"y "d", pero la escribiré con "d" y "r", espero que se entienda de igual manera.



Para reflexionar:

LA FÁBULA DEL PELODURO...(sic)


Se cuenta que en una ciudad, un grupo de personas se divertían con el "peloduro"(sic) del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños mandados y recibiendo limosnas.
Diariamente, algunos hombres llamaban al peloduro (sic) al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre 2 monedas: una de tamaño grande de 50 centavos y otra de menor tamaño, pero de 1 peso. 
Él siempre agarraba la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos. 
Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió: - Lo sé, no soy tan tonto, vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el jueguito se acaba y no voy a ganar más mi moneda.


Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar algunas conclusiones:

La primera: Quien parece peloduro (sic), no siempre lo es.
La segunda: ¿Cuáles son los verdaderos peloduros (sic) de la historia?
La tercera: Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos.
La cuarta: (creo que la más interesante) Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.

MORALEJA: 
"El verdadero hombre inteligente 
es el que aparenta ser peloduro (sic) 
delante de un peloduro (sic) que aparenta ser inteligente".



Reflejos Femeninos
reflejosfemeninos.blogspot.com
Fuente: internet vs.

Los abuelos no son invisibles...

En la sociedad en general, lamentablemente, los mayores, ancianos o abuelos no son bien tratados, desde la familia, entorno o autoridades responsables de su bienestar.

Este es un cortometraje realizado por la experta animadora canadiense Laura Stewart, donde intenta reflejar los sentimientos de un abuelo.

El video pese a lo corto y sencillo que es, ha recibido varios premios e interpretaciones en diversos festivales, no encierra muchas acciones pero si muchos sentimientos, que se generan al verlo.

  "La historia es la de un abuelo que vive solo con su alma y se le aparece una especie de amigo imaginario o ilusión óptica con forma de masa, esa tipo plastilina, con la que juegan los niños.
Esa masa tiene el nombre de Blobby, puesto que con la masa lo escribe en la pared, desapareciendo luego.
    El abuelo hace su rutina, se levanta de la cama, cocina su desayuno, se sienta a la mesa, mientras está acompañado solo por Blobby, que de alguna manera se hace sentir que está, y al abuelo lo saca de su apatía acostumbrada. Pero cuando más a gusto se sentía con ese amigo imaginario, compartiendo cosas, explota en mil pedazos y desaparece.
    El abuelo entristecido, al darse cuenta de ello, lo recuerda formando la figura de la masa con el resto de su comida en el plato y así finaliza mirándolo cabizbajo.


 Video Blobby de Laura Stewart


No te olvides de los viejos
Las personas mayores muchas veces
se sienten invisibles para la familia

Yo creo que la historia demuestra lo solos que están o se sienten los abuelos...

Claro, ya no tienen agilidad mental ni corporal y por eso son molestos, o bien si dicen algo, es algo antiguo, y lo llaman a callar, y como empiezan a necesitar cuidados especiales dado a la edad que avanza sin piedad, muchos hijos, sobrinos, nietos, intentan encargar a otros, que se ocupen de ellos.

Tal vez porque están ocupados viviendo sus propias vidas, tal vez porque son pesados y repiten siempre lo mismo, tal vez porque es más fácil y más cómodo, sacárselos de encima...

Pero nunca hay que olvidarse, que esos viejos alguna vez fueron nuestros héroes siendo jóvenes, aquellos que nos protegían y defendían ante todo y todos en nuestra infancia y adolescencia, que trabajaban incansablemente para tener una hermosa casa con pileta para que los chicos la disfrutaran, que todo pasaba por cubrir las necesidades de los demás, quedando ellos para lo último.

Esos chicos, muchas veces, son los mismos que los dejan solos cuando ya no sirven, cuando ya estorban.

Nunca hay que olvidarse que gracias a esos viejos somos lo que somos.

Nunca hay que olvidarse que esos viejos un día ya no estarán más, y ahí si van a venir las lágrimas...

Los abuelos deberían ser eternos
Los abuelos deberían ser eternos

Yo no tuve el privilegio de disfrutar a mis abuelos por mucho tiempo, murieron cuando yo era pequeña.  Al que más recuerdo es a mi abuelo italiano, que me contaba cosas de la guerra de su tierra natal y de su club preferido Racing, apenas entendiendo de que me estaba hablando por mi corta edad, pero si de algo estoy convencida que yo no sería uno de esos que se olvidan de sus viejos, al contrario los amaría y ayudaría hasta que les llegue la hora de partir.

Cómo tratas a tus abuelos?
Lo que hoy das, es lo que has de encontrar mañana cuando envejezcas
Eso mismo hay que inculcarle a nuestros hijos desde chicos, que todos pasamos por las mismas etapas en la vida, infancia, adolescencia, adultez y vejez, que hay que enseñarles a ser buenas personas, consideradas hacia el otro, como nos gustaría que lo sean con uno mismo.


Reflejos Femeninos
reflejosfemeninos.blogspot.com
Fuente: catholic-link.com/ Laura Stewart

En honor a las mujeres en su día 08 de Marzo

El día 08 de Marzo se celebra el "día de la mujer", en mi país, un día distinto, con paro de maestros y de mujeres, algo loco, nada tiene que ver y tiene que ver con todo.

Éste año les traigo 10 mandamientos creados por las mujeres, pero no son como los mandamientos religiosos, son más actuales, reales y propios de las mujeres de hoy en día, que son decididas, osadas, que van para adelante, pase lo que pase, le guste a quien le guste, que no baja los brazos pese a todas las piedras que se cruzan en su camino...

No hay nada más dignificante que decir o expresar lo que uno siente, siempre en forma amable y con respeto.

¡Feliz día de la mujer!



Mandamiento 1:  Mi libertad no se termina cuando me uno a alguien 
Siempre digo que si uno se pone de novio, pareja, o se casa, no se castra, no se convierte en nada, todo lo contrario,  dado al amor de la otra persona, se potencia todo lo lindo que tiene tu persona.


Mandamiento 2:  Como mamá no educo ni machos ni sumisas.
Tal cual, todos deben ser hombres y mujeres de bien, ni más ni menos, y sin diferenciar por género.


Mandamiento 3:  Nunca me quedaré callada si algo no me gusta.
Éste se hizo para mi, yo que nunca me callo, ante nada, y menos ante las injusticias y mentiras.


Mandamiento 4:  No aceptaré ningún tipo de violencia en mi contra.
Mujeres deben grabarse que nadie tiene derecho a violentar al otro, y menos a quitar la vida, son muchas las que desaparecieron de éste mundo en forma tan cruel e inhumana. Ni una menos.


Mandamiento 5:  Nunca me traicionaré dejando de ser quien soy.
Para ser realmente feliz, hay que hacer y ser lo que uno ama en la vida.


Mandamiento 6:  Nadie, ni siquiera mi pareja, tocará mi cuerpo si yo no quiero.
Basta de perversiones, de atropellos y de muertes, basta de violaciones y torturas. Cada vez está peor, el tema en la sociedad.


Mandamiento 7:  Trabajaré para no depender económicamente de alguien.
La mujer luchó mucho y todavía lo sigue haciendo, para estar a la misma altura o mejor que el hombre. El mundo en general es machista y ésto es una de las cosas que no ven con buenos ojos, que la mujer siga independizándose.


Mandamiento 8: Las mujeres quedadas no existen, yo decido si casarme o no.
Creo que eso siempre fue así, salvo en los países enfermos donde todavía arreglan matrimonios entre personas que no se conocen solo por interés o poder o los perversos que unen adultos con niñas, algo tan aberrante, que les cuesta la vida.


Mandamiento 9: No haré sola el trabajo del hogar, y eso no me hace ser mala mujer. 
Antes era otra cosa, hoy en día, tanto el marido como los hijos ayudan a la par.


Mandamiento 10: No aguantaré a ningún hombre sólo para que mis hijos tengan un padre.
Grave error en que caen muchas mujeres, al sentirse disminuídas, menoscabadas, humilladas por el hombre, pero siempre hay luz en el horizonte, cuando la ven, hacia a ella van....



Reflejos Femeninos
A.M
Fuente: Todo Mujer

Les presento a una sobreviviente más...

A veces en la vida uno encuentra a otro que puede expresar tan fácilmente, quizás, lo que uno piensa en parte y no puede o no se atreve a decir...

En el mundo de internet, hay un sinfín de temas pululando que llaman mi atención, tal vez de a ratos, como algo pasajero, pero cada tanto me sorprendo, con algunas situaciones o hechos que me arrancan emociones desde muy adentro mío...

A través de una firma muy conocida de ropa para talles grandes, que tengo el agrado de haber compartido con mis seguidoras gorditas, llegué a ésta chica, llamada Ana.

Ana Reichenbach, tiene 33 años, es actriz, modelo plussize, docente en teatro (UNA), concibe el arte como un medio para accionar sobre el mundo, cuestionando los estereotipos instalados en nuestra sociedad, sobre la salud, la moda y la belleza.

Uno de los tantos pensamiento de Ana:

Si vos pensás que la sensualidad tiene un talle, 
ponele el que quieras...
Si vas a encorsetar mi deseo no te van a alcanzar ni las X ni las L.

A lo largo de su vida a pasado por mucho, una de las lamentables experiencias es el haber tenido cáncer, eso la llevó a escribir una carta, yo la llamo "carta catarsis", porque es como si un día no aguantó más y necesitó decir todo lo que dijo, de la manera que quiso...

Les presento a una sobreviviente más...



Acerca de un cáncer peludo.

ANA REICHENBACH·JUEVES, 3 DE MARZO DE 2016





De chiquita fui gorda.

De adolescente fui gorda.

De joven soy gorda.

Y no importa cuánto pese mi cuerpo, siempre seré gorda.

Desde ese lugar que rápidamente asumí y que va más allá de mi 

exceso de peso (porque ser gordx en esta sociedad, no es sólo 
ser gordx: es ser poco deseable, es ser olorosx, es ser torpe, 
es ser desalineadx), desde ese señalamiento que hemos padecido 
todos los que hemos sido alguna vez gordos, edifiqué una 
relación con mi cuerpo contradictoria, inestable, desequilibrada, intensa y de autoflagelo, de lucha y aceptación, de odio y amor profundo.

No creo que estos sentimientos sean privativos de las personas gordas pero si considero que en mí la gordura generó un camino 

de concientización difícil de evadir.

Ser gordo te hace pensar acerca del ESPACIO que ocupás, y te 

hace ver cómo a veces ese lugar te deja afuera. Esa distancia, 
el aislamiento, y muchas veces la soledad, habilitan el 
ejercicio de la reflexión.

Es por eso que:
-todas las veces que quedé fuera del jean que me gustaba: lloré

 y pensé.
-todas las veces que quedé fuera del equipo de cestoball del secundario: lloré y pensé.
-todas las veces que quedé fuera de una fiesta: lloré y pensé...
(podría enumerar mil situaciones, lugares, objetos, personas a 

las que no llegué por ser gorda).

Me costó más de veinte años articular el PENSAR con el ACTUAR.

Por mucho tiempo me pregunté si estaba loca, pero elegí ser 

actriz, enseñar teatro, cantar y bailar. Necesité habilitar mi cuerpo, habilitarlo, darle entidad, poder expresar algo a partir 
de él.
SENTIR.

El mote GORDX pesa y me pesa porque, como expresé, pesa todo lo 

que se edifica arriba del término.

¿Cuál es el pesar? 

Es el "a pesar"

EJEMPLOS:
a pesar de ser gorda, sos muy sexy
a pesar de ser gorda, sos deseable
a pesar de ser gorda, sos hermosa
a pesar de ser gorda, sos hábil
a pesar de ser gorda, sos ágil.

Para el común de la gente siempre fui:

linda pero gorda
buena pero gorda
armoniosa pero gorda
inteligente pero gorda
buena bailarina pero gorda
excelente alumna pero gorda
talentosa actriz pero gorda

PERO no culpo a nadie, ni a uds., ni a ellos, ni a mí...

El cuerpo está inhabilitado, el mío y el tuyo. El nuestro.

Hay una maquinaria nefasta asociada al consumo, a la salud, a 

la repetición de modelos que nos alejan de quienes somos, de 
nuestra particularidad y esencia. Nos desarticulan el sentir. 
Y somos seres escindidos, quebrados. 

No digo nada nuevo, pero necesito decir. 

Recién hace unos años me di cuenta de la violencia que había 

sufrido durante décadas.

En 2014 me recuperé finalmente de un Linfoma de Hodgkin (un 

tipo de cáncer) que me tuvo un año en una especie de retiro EGO. 

Experiencias así te vuelven mil veces sobre vos.

(Mucha gente me dice: no digas que tuviste cáncer, a ver si no 

te contratan en los laburos, a ver si no...

A pesar del cáncer, podría ser el título de otra nota.)

El cáncer no tiene nada de las campañas fucsias o violetas que intentan prevenirlo, ni de las imágenes conciliadoras que llaman

 a que luchemos contra él. Como la obesidad, el sobrepeso, la bulimia, la moda, la tele: el cáncer es un negocio.
Es un negocio violento, un negocio con los cuerpos, un 
silenciador de sentidos.
Podría describir mil prácticas tremendas y cientos de palabras 

y silencios cruentos que los médicos lanzaron sobre mí...Quizás algún día lo haga, ya veré.
Mientras me trataban con métodos que hoy, tres años después, 

no recomendaría ni a mi peor enemigo, me di cuenta de algo muy profundo: ninguna práctica me causaba dolor. Muchas me causaban miedo, pero ninguna dolor.
Mi cuerpo de alguna manera estaba preparado para resistir la violencia, para acatarla, para aceptarla calladamente en el 

rincón. La aguja gigante que me penetraba hasta el hueso no 
había podido ser más hiriente que algunas palabras que mi carne, 
mi piel y mi ser entero habían resistido a lo largo de los años.
Tanta agresión, tanta violencia, tanta.

Mi gordura me había dado algunas armas, pero el cáncer fue 

quien terminó de parir a la guerrera. Y la pelea no fue contra
 la enfermedad sino que fue una lucha interna. 

Y volví a llorar, mucho. Y me odié por haberle deseado tantas 

cosas feas a mi cuerpo grande y hermoso. Por no haberme dado 
cuenta de lo poderosa que era.

Entonces me amé. Me amé inflada, medicada, preocupada, llena de corticoides, agujereada, manipulada.

Me maquillé para cada sesión de quimioterapia, busqué la ropa 

que más me gustaba, caminé por los pasillos del hospital 
sintiéndome bella. Celebré la magnitud de mi vida y la sabiduría
 de mi cuerpo grande, rollizo, curvilíneo.

A mucha gente le jode que seas hermosa estando enferma. 

A mucha gente le jode que seas hermosa si sos distinta al patrón

 a seguir.

Entonces si estás enfermo debés sufrir...
Si sos flaca tenés que gustar...
Si sos gorda tenés que desaparecer...

Yo no soy un talle, ni una historia clínica.

No soy un objeto para ubicar dentro o fuera de este círculo.

No puedo encorsetarme en un término que no describe lo que soy 

si no lo que quieren que sea.

Mi cáncer no me hizo perder ni un pelo (pese a que me vaticinaron que de toda mi melena no iba a sobrevivir nada).

Mi cáncer no me hizo perder ni un kilo (pese a que me vaticinaron vómitos, asco, inapetencia).

Mi cáncer me hizo perder el miedo a ser yo misma.

Y aunque hoy se lo haya tenido que repetir varias veces a la 

figura que aparece en el espejo y aunque muchas veces aún me encuentre llorando y duelan más profundo las palabras, los 
insultos, las cargadas que las cicatrices de mi piel ajada, me celebro. 

Celebro mi cáncer peludo.

Celebro mi cuerpo relleno.





Reflejos Femeninos
A.M
Fuente: Ana Reichenbach

Reflexiones en familia: ¡ No te metas en mi vida !

Maravillosa reflexión, ideal para compartir en familia, para desmenuzar con todos los matices, las relaciones entre padres e hijos.

Muchos son padres de hijos adolescentes, y sufren de reacciones típicas de su edad, con ansiedades acumuladas en sus hormonas en crecimiento, mezcladas con los miedos a lo que viene sin conocer.

Muchos son los padres que se colman de paciencia, para entender, aconsejar y guiar como mejor les sale a sus amados hijos.

El paso por éstas etapas es duro, tanto para los papás como para los chicos, aunque en éstos últimos
no se note demasiado, ya que se creen con la verdad de la vida, casi diría con terquedad genuina, y sin escuchar cuando uno les dice, que ya comprenderán cuando maduren, cuando sean grandes, cuando sean padres...

Navegando en internet, encontré ésta bella reflexión que quiero compartir con ustedes, sobre los pensamientos de un sacerdote, sobre el tema.

Espero que les sirva si algún día tienen que sentarse a conversar con sus hijos...


“La paternidad no es un capricho o un accidente, es un don de Dios, que nace del Amor”




Reflexión sobre: ¡NO TE METAS EN MI VIDA!

Hoy que estoy profundizando mis estudios teológicos en la Familia; sus valores, sus principios, sus riquezas, sus conflictos, recordaba una ocasión en que escuché a un joven gritarle a su Padre:

¡¡NO TE METAS EN MI VIDA!!

Ésta frase caló hondamente en mí, tanto, que frecuentemente la recuerdo y comento en mis conferencias para padres e hijos.

¿Si en vez de sacerdote, hubiese optado por ser padre de familia, qué le respondería a mi hijo, si él me hiciera esa pregunta?

Esta podría ser una respuesta:

¡¡Hijo, un momento, no soy yo el que me meto en tu vida, tu te has metido en la mía!!

Hace muchos años, gracias al profundo amor que mamá y yo nos tenemos, Dios permitió que llegaras a nuestras vidas y ocuparas todo nuestro tiempo. Antes de que nacieras, mamá se encontraba mal, no podía comer, y además debía guardar reposo, así que yo, tuve que encargarme de las tareas de la casa, además de mi trabajo.
Los últimos meses, antes de que llegaras a este mundo, mamá no podía dormir y tampoco me dejaba dormir a mí.
Antes de nacer los gastos aumentaron increíblemente, tanto que gran parte de nuestro salario se gastaba en ti, en el médico que atendía a mamá, en medicamentos y en comprarte lo mejor. Mamá quería comprarte todo lo que veía para bebes, las mejores prendas, y lo más lindo.

Y tu, me dices: ¿NO TE METAS EN MI VIDA?

Llegó el día en que naciste y compramos un recuerdo para regalar a todos aquellos que vinieran a conocerte.
Desde la primera noche no dormimos. Cada tres horas como si fueras un reloj nos despertabas para que te diéramos de comer, otras veces te sentías mal y llorabas todo el tiempo, sin que nosotros supiéramos que hacer, pues no sabíamos qué te sucedía y hasta llorábamos contigo.

Y tu, me dices: ¿NO TE METAS EN MI VIDA?

Comenzaste a dar los primeros pasos y tuvimos que estar detrás de ti todo el tiempo, ya no podíamos sentarnos tranquilos a leer el periódico, a ver una película, ni podía ver el partido de mi equipo favorito, porque para cuando menos lo esperaba, te perdías de mi vista y tenía que salir tras de ti para evitar que te lastimaras.

Y tu, me dices: ¿NO TE METAS EN MI VIDA?

Todavía recuerdo el primer día que fuiste a la escuela. Tuve que llamar al trabajo y decir que no podía ir, porque tuve que acompañarte al colegio y estar contigo. Tú no querías entrar, llorabas y me pedías que no me fuera, tuve que pedirle a la maestra que me dejara estar a tu lado, hasta que tomaras confianza.
A las pocas semanas ya no me pedías que no me fuera, y unos pocos días mas tarde, hasta te olvidabas de despedirte cuando bajabas del auto corriendo para encontrarte con tus amiguitos.

Y tu, me dices: ¿NO TE METAS EN MI VIDA?

Seguiste creciendo y nos pedías que te lleváramos al lugar en que te reunías con tus amigos, y que te dejáramos y te recogiéramos unas calles antes. Eras demasiado moderno y no se cuantas cosas más.
No querías llegar temprano a casa, te molestabas que te pusiéramos límites o reglas, no podíamos hacer comentarios acerca de tus amigos, sin que te volvieras contra nosotros, como si los conocieras a ellos de toda la vida y nosotros fuéramos unos "desconocidos" para ti.

Y tu, me dices: ¿NO TE METAS EN MI VIDA?

Cada vez sé menos de ti, y lo que sé, es a través de los demás, ya no quieres hablar conmigo, dices que siempre te estoy regañando. Todo lo que yo hago está mal y te burlas de mí.
Y yo me pregunto, ¿Cómo con tantos defectos he podido darte todo lo que tienes?
Mamá se queda despierta y no me deja dormir preguntándome si has llegado a casa, diciéndome que es muy tarde y que tu celular está desconectado, que ya son las 3:00 de la mañana y no has llegado.
Solo cuando te oye entrar en casa y cerrar la puerta de tu habitación, podemos dormir.

Y tu, me dices: ¿NO TE METAS EN MI VIDA?

Te aburre hablar con personas como nosotros, que no entienden el mundo de hoy, por eso sólo me buscas cuando hay que pagar algo, necesitas dinero para la universidad, o para tu diversión.

Y tu, me dices: ¿NO TE METAS EN MI VIDA?

¡¡Hijo, yo no me meto en tu vida… tu te has metido en la mía, y te aseguro que no me arrepiento de que lo hayas hecho y la hayas cambiado para siempre!!

Mientras esté vivo, me meteré en tu vida, para ayudarte, para formarte, para amarte y para hacer de ti una persona de bien.
Además si no lo hago yo, otros se meterán en tu vida y esa es una responsabilidad que me corresponde a mí.

¡¡ Sólo los padres que saben como meterse en la vida de sus hijos logran hacer de éstos, hombres y mujeres que triunfen en la vida y sean capaces de amar y ser amados!!



Reflejos Femeninos
A.M
Fuente: internet.vs

Reflexiones: Los padres quedan huérfanos de sus hijos...

Reflexiones de la vida: Cuanto de cierto tiene éste escrito, que vino de la mano de un papá o una mamá, con palabras tan sentidas como vividas.

Por qué será que tiene que pasar el tiempo para comprender, porque pasan las cosas que pasan de una manera determinada.

Por qué cuando uno es chico, te dicen ya vas a entender cuando seas grande... y así es.

Por qué cuando no tenemos nada, queremos todo, y cuando tenemos todo, estamos hartos de tener todo...

Mis pensamientos son globalizados, pero cada papá, cada mamá, siente de una u otra manera, cada palabra de la reflexión, en síntesis son las vueltas de la vida, en círculo.

Cuando estamos solos, queremos novio, tenemos novio, queremos casarnos, cuando nos casamos, queremos hijos, cuando tenemos hijos, aumenta el amor pero queremos menos responsabilidades y más libertad, cuando tenemos más libertad, sentimos el nido vacío...son las vueltas de la vida...


Las vueltas de la vida


Hay un período cuando los padres quedan huérfanos de sus hijos.
Es que los niños crecen independientes de nosotros,
como árboles murmurantes y pájaros imprudentes.

Crecen sin pedir permiso a la vida.
Crecen con una estridencia alegre y, a veces,
con alardeada arrogancia.

Pero no crecen todos los días, de igual manera,
crecen de repente.
Un día se sientan cerca de ti en la terraza y te dicen una
frase con tal naturalidad que sientes que no puedes más
ponerle pañales.

¿Dónde quedaron la placita de jugar en la arena,
las fiestitas de cumpleaños con payasos
y los juguetes preferidos?

El niño crece en un ritual de obediencia orgánica
y desobediencia civil.
Ahora estás allí, en la puerta de la discoteca,
esperando que él o ella no sólo crezca, sino aparezca.
Allí están muchos padres al volante, esperando
que salgan zumbando sobre patines y cabellos largos y sueltos.
Allá estan nuestros hijos,
entre hamburguesas y gaseosas en las esquinas,
con el uniforme de su generación,
e incómodas mochilas de moda en los hombros.



Allí estamos, con los cabellos casi emblanquecidos.

Esos son los hijos que conseguimos generar y amar
a pesar de los golpes, de los vientos, de las cosechas,
de las noticias, y observando y aprendiendo
con nuestros errores y aciertos.
Principalmente con los errores que esperamos que no repitan.

Hay un período en que los padres van quedando
un poco huérfanos de los propios hijos...

Ya no los buscaremos más de las puertas de las discotecas
y de las fiestas. Pasó el tiempo del piano, el ballet,
el inglés, natación y el karate.
Salieron del asiento de atrás
y pasaron al volante de sus propias vidas.

Deberíamos haber ido más junto a su cama al anochecer,
para oir su alma respirando conversaciones y confidencias
entre las sábanas de la infancia...

Y a los adolescentes cubrecamas de aquellas piezas
llenas de calcomanías, posters, agendas coloridas
y discos ensordecedores.

No los llevamos suficientemente al cine, a los juegos,
no les dimos suficientes hamburguesas y bebidas,
no les compramos todos los helados y ropas
que nos hubiera gustado comprarles.

Ellos crecieron, sin que agotásemos con ellos todo nuestro afecto.
Al principio fueron al campo o fueron a la playa entre discusiones, 
galletitas, congestionamiento, navidades, pascuas,
piscinas y amigos...
Sí, había peleas dentro del auto, la pelea por la ventana , 
los pedidos de chicles y reclamos sin fin.
Después llegó el tiempo en que viajar con los padres comenzó
a ser un esfuerzo, un sufrimiento, pues era imposible dejar
el grupo de amigos y primeros amoríos.

Los padres quedaban exiliados de los hijos.
"Tenían la soledad que siempre desearon", pero de
repente, morían de nostalgia de aquellas "pestes".

Llega el momento en que sólo nos resta quedar mirando
desde lejos, torciendo y rezando mucho para que escojan bien
en la búsqueda de la felicidad, y que la conquisten
del modo más completo posible.

El secreto es esperar...

En cualquier momento nos pueden dar nietos.
El nieto es la hora del cariño ocioso y picardía no ejercida
en los propios hijos, y que no puede morir con nosotros.
Por eso, los abuelos son tan desmesurados
y distribuyen tan incontrolable cariño.
Los nietos son la última oportunidad de reeditar nuestro afecto.

Así somos, sólo aprendemos a ser hijos
después que somos padres,
sólo aprendemos a ser padres después que somos abuelos...



Reflejos Femeninos
A.M
Fuente: internet.vs

Reflexiones," Si supiera..."



Reflexiones..., que nos hace pensar, en el más allá...

Cuando el amor es tan grande, como el que tenemos por nuestros seres queridos, pensaríamos, con un nudo en el estómago, que tenemos que apretar bien fuerte los cuerpos, en un abrazo, para retener el alma...



"Si supiera que hoy fuera la última vez
que te voy a ver dormir, te abrazaría
fuertemente y rezaría al Señor para poder
ser el guardián de tu alma"


Gabriel García Márquez


Reflejos Femeninos
Fuente: internet

Reflexiones de juventud


Reflexiones.........

Uno cree que la juventud es eterna, que nunca se irá, que los otros son los mayores, hasta que nos toca, nos damos cuenta de la tiranía o sabiduría del tiempo, que sabe correrse como está marcado en nuestro destino.





Reflejos Femeninos

A.M

Top