ads



Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Style6

EMOTIVA CARTA PARA UN ÁNGEL LLAMADO BLANCA VICUÑA

Luego de la tan trágica muerte de su pequeña hija, la modelo Carolina (Pampita) Ardohaín y Benjamín Vicuña, es poco lo que se sabe de ellos, obviamente están elaborando su duelo, como mejor lo pueden hacer.

El papá volvió la semana pasado a trabajar, y la mamá, retwitteó una carta muy emotiva, narrada por su tía Leonor Alicia Ardohain, especialmente para Blanquita.

Quería reproducirla porque éste caso, me ha calado hondo, creo que a todos los argentinos, nos llegó, de una manera especial, siendo porque la niña era muy niña aún, para partir.

Entiendo el dolor inmenso que tienen esos padres, hermanos, y resto de la familia y amigos, mis mayores respetos.

La tía de Carolina
expresó sus sentimientos

La carta textual dice:

"Acompañando a Blanquita: quizás nunca sepas...mi querida chiquita...que hoy caminé contigo, que a cada paso cerca de tu casa, que a cada lugarcito recorrido juntas, que cada vidriera donde te parabas, cada puerta que transitamos juntas, cada caminata sobre los bordes salientes de tu casa, de mi mano, cada pedacito de tu casa tiene algo de vos, de tu olorcito, de tu carita, de tus ojitos, de tu sonrisa, de tus manitas, de tu hermoso cuerpito...de tanto, tanto, que en mi mente y corazón, estás, sos aún una presencia...

Duele, duele mucho, pero que grande mi mente llena de vos... llena de recuerdos, de sensaciones de abrazo, de sentirte, de meterte adentro mío, de besarte ese cuellito con ese olor tuyo, con esa entrega que sólo vos dabas...

Cuánto duele y dolerá esta partida... cuánto te llevaste... y cuánto dejaste.... Blanca mía... querida y amada muchachita, cuanto soñé que juntas recordaríamos este mal momento.... cuanto soñé cuando tuvieras 15 años y te contara lo que habías producido, cuánta gente te acompañaba desde muchos lugares, pidiendo por vos, por tu sanación, por que te conectaras con tu almita y pudieras transitar este momento en tu cuerpito enfermo... 

Si tu misión acá terminó, la acepto. Si tu partida nos deja una enseñanza, por favor ayúdanos a transitarla, ayúdanos a ver cuál era, ayúdanos a poder sentir, que valió haberte tenido, haberte disfrutado, haberte sentido, haberte acompañado durante 6 años, ayúdanos...

Ojalá pueda y tenga la capacidad de acompañar a esos otros seres, tan entrañadamente amados por mí que vos elegiste compartir estos poquitos años, y pueda abrazarlos cada vez que lo necesiten, que pueda escucharlos y prestarles mis oídos cuando así lo requieran y que pueda sentir que algo de lo que aprendí en mi vida, sirva para que ellos tomen algo y sientan alivio a sus cortas vidas...

Recuerdo a alguien muy significativo en mi vida, que sólo me dijo cuando llegué acá...llegó el momento de llorarla, de entregarla, y de pedirle a Dios..."



Reflejos Femeninos
A.M
Fuente: pronto.com.ar

Top